Anécdotas de spam

Mr. Spam cumple en el 2008 treinta años, la primer aplicación de correo no deseado se le atribuye al estadounidense Gary Thuerk, en 1978 siendo jefe comercial de una empresa de ordenadores con sede en Massachusetts invitó a 600 usuarios de correo desconocidos a una presentación que tuvo lugar en California, organizada por la compañía en donde el trabajaba. El bum del spam se desató en los años noventa. Se calcula que actualmente más del 84% de los correos son no deseados, incluyendo los phishings. El 40% del spam proviene de Estados Unidos, seguido por el 15% procedente de Corea del Sur y el 12% de la Rep. Popolar de China.

Diferenciando el spam del phishing, cualquier usuario de correo puede considerar como spam las ofertas del mercado que aparecen en su bandeja de entrada y en muchos de los casos dichos promociónales les puede ser útiles sin tratarse de engaños (analizar antes de borrar). El phishing en cambio siempre encontrará una manera de estafar y obtener datos personales o hacer fraudes en línea; recientemente Hi5, Facebook, Microsoft y agencias de noticias han recibido ataques masivos de clones falsos (phishing).

Así sean ignorados los correos, existe curiosidad: ¿Qué pasa cuando sigues el juego de los estafadores?. El periodista Neil Forsyth cuenta en el libro Other People’s Money como experimentó con los spammers estafadores. Creó un personaje al que nombró Bob Servant: el perfil del Bob es un hombre escocés de 62 años cuyos hobbies son platicar con amigos en bares, tomar vino, bloggear y atender los correos no deseados.

El hombre imaginario del que también se tuvo que disfrazar responde con emoción los e-mails de Alexandra, una mujer rusa que busca pareja, y de Lanzhou Global LTD una empresa china que requiere inversionistas de todo el mundo asegurando ganancias exorbitantes mensualmente. Lo que realmente pretendían era que Bob terminara desesperado tras haberles regalado dinero, pero quienes acabaron con los pelos de punta fueron Alexandra y la compañía china, Bob inventaba todo tipo de mentiras: secuestraban al mensajero que llevaba el dinero, o comentaba que la inversión de sus ganancias serian para abrir un bar con art decó africano donde Bob estaría con una máscara de león todo el tiempo. “No importa lo que digas. Por ilógico que suene, los spammers siempre te creen” afirma Neil el creador de Bob.

El libro es no es para prevenir los ataques de spam sino de autodefensa una vez encarando una situación de engaño por correo electrónico, solo está disponible en inglés en Amazon.com pero seguramente habrá la versión en español en poco tiempo.

Por Emmanuel Temores, Consultor E-Marketing de Eskalon Network

Los comentarios están cerrados.